Recuerdo

 

1390921777074-images.jpeg

 

 

                            Te recuerdo con una sonrisa alegre

Como el sol de mediodía

Rodeada de sueños floreciendo,

Con altives en las primaveras,

Los vientos de la angustia

Lejanos en la vida

Sin llorar la tristeza

De mi alma dolorida

Te recuerdo…,

Y veo en mis recuerdos

Tus pechos como uvas

Suaves, placenteros

Y veo en mis recuerdos

Las manos que acarician

Las manos que juntaban mis manos

Los labios que besaban ardorosamente

Los pechos que suspiran

Y mis palabras que emitían

Cual plegaria

Un te amo todo el día

La noche

1376422325659-8CARS320SCA1P4B2OCAD6M5UWCAUYTWD8CA7UH4AYCACAYER3CAA831SICAW4WS2BCA0E7O4JCAPQC53ZCAU2RQUDCA9FXANWCAM74T66CA639IEYCAAIJOT4CA6NBK1JCAX7ISIDCACUHSKT.jpg

La noche que imperaba sobre el día tenía la negrura

Del ala de un cuervo, y era su noche, la noche de la cita,

Al fondo en la negrura se adivinaba el valle, y el ramaje,

De los árboles, que parecían dormir con la placidez

De un niño…,

Lento entre el perfume de las rosas que le aromaban el alma,

Iba en busca de ella, de la impúber doncella,

Iba a la cita concertada, a liberar sus almas de los tormentosos sueños,

Ese vuelo del alma que traspasa los umbrales de la vida,

Para perderse en la eternidad de la

(Leer más)

Adios

1375987531271-315651_186542891422618_257872016_n.jpg

 Deja que el silencio caiga sobre nosotros como la fuerza de una montaña

Que los espíritus hablen, que los amores se expresen, y si es la ventura

El adiós, que lloren entonces nuestras almas afligidas

Que la piedad no sea mancillada por el engaño

Que no se confunda la sensualidad con el sentimentalismo

Y si ya decidiste el abandono, no demoréis la partida que es cruel e inmisericorde

El olvido..,

Partiréis entonces, sin conmiseración por los recuerdos de los besos ardorosos

Sin la extrañeza de los cuerpos confundidos como mares agitados con violencia

Déjame sumirme en mi desgracia, para que

(Leer más)

El salto del Tequendama

1375792645921-images_4_.jpg

A veces soñamos con la muerte por amar demasiado la vida

A veces soñamos y nos atemorizamos, aunque con la pálida

Luna el cielo este sereno, y las brisas canten extrañas canciones,

Sin que su canto rompa la silenciosa monotonía de la vida,

A veces el corazón grita su enojo cuando se ha perdido el amor,

Y las ilusiones se desvanecen como los dulces sueños al despertar

El día, y el alma torturada con el corazón dolido en su seno albergan,

Tenebrosas decisiones…,

La dorada alborada y el cielo manchado de azul semejan el techo

De un palacio sombrío, y

(Leer más)

Fantasía

1375765508974-01_1bssbaa.jpgLa calma absoluta, las ideas esfumándose,  la neurastenia vencida por el sabor de los besos, que la noche le regalaba con la tibieza de un aura acariciadora no solo del cuerpo sino del alma, y la luz de la luna que bañaba el reflejo del lago cristalino que como gigantesco espejo, azulado le traía el recuerdo de sus ojos, todo ese conjunto maravilloso de ilusiones, constituían un bálsamo mágico que acunando sus fantasías le envolvían en una dulce paz para que las ideas tormentosas se alejaran con la presencia imponente de la vida que ofrecía tanto silencio escondiendo el temblor

(Leer más)

locura


imagesCAYUNH9D.jpg

Después de haber analizado concienzudamente mis últimos actos con sus horas amargas y sus eternos minutos,  de los últimos días  y egoístamente como siempre solo viviendo mis propias experiencias, confrontado con amigos y familiares cuyas opiniones encontradas van desde la idea, de que me deshaga de todos mis bienes, me compre un pequeño sitio para morir la vida, consiga una mujer como sabia compañera y me olvide de toda idea que no sea la de olvidarme de mí mismo viviendo una oscura soledad, dizque porque estoy en esa edad en que se considera que ya, es uno un viejito más

(Leer más)

Este pais...,(poesía en recuerdo de María Mercedes Carranza)

1374328272342-imagesCA2WDTDF.jpg

Este país…, este país…,

Y su mirada triste que no oculta la ternura, pregona el sentimiento,

Su voz enmudecida, por la muerte vencida, en su preciosa boca,

Ha quedado muda, silenciando la palabra, otrora tan cantora de versos…,

De poemas plegados de sentimiento que de la amada patria hablaban,

Del sueño de paz, anhelado, del abrazo guerrillero, que olvidando la violencia,

No mirara al campesino y al obrero con tan animal indiferencia…,

Ella que lloraba por el luto de la patria que las balas regalaban,

A abrazado la muerte en su tristeza, que no entendía la patria que habitaba,

Viaja,

(Leer más)

Ella (10)

Atardecer-en-la-playa-de-la-Bota-Huelva-a19616744.jpgAhora escribo solo dejándome llevar por el impulso de escribir, tratando de evitar el ritmo y la métrica, para que mis pensamientos no encajen en ningún molde  que la ensoñación quisiera, solo escribo por liberar mis tristezas y mis sueños del alma, escribo para que mi ser sensual diluya el vacío de la soledad y la ausencia de ella…,

¿Para qué toparme con esas extrañas formas de la dialéctica que enredan todas las intenciones de no pensar de mi espíritu, que solo se quiere deleitar con el pensamiento vacío y el recuerdo que se olvida?  

Más dentro de mi alma

(Leer más)

¿Sabes, Carmen?

 1371945723636-images_3.jpg

¿Sabes?

Quisiera quererte como el fuego,

 el fuego es intenso, lo devora todo

 y yo quiero devorarte, tengo hambre de ti

 y ansias de todo tu ser, y quiero consumirme en ti.

Quiero que me abraces,

que me hagas tan pequeño,

que tu piel pueda cubrirme todo

 y me pierda dentro de ti

como en el capullo de una flor,

sí, que  me abraces y me cubras

como solo lo puede hacer una mujer,

 así quiero sentir dentro de ti,

que te pertenezco en el amor

 y en tu ternura,

sí eres pequeña, no importa

el amor te hará más

(Leer más)

Viajen mis palabras

1371260308584-9CA3ZKKS2CASC8OMACAQGICI0CA9NT8HXCAKI5334CA3HGMX4CAB1W6RWCAVW4EDOCAG27ACJCAQR28EYCAAWVZADCAEXDZKVCA8RIQWPCA31SZUCCAIIN9LVCA5WGHXACAIZRZFTCA0QCNC0.jpg

Como flechas disparadas por fantasmas de bosque encantados han partido mis palabras para buscar una ilusión, para hallar un destino entre mis sueños, y acariciar su piel, con la suavidad de la brisa enamorada de las luces de una estrella.

Perdida la costumbre de la oración y la plegaria, que queda ahora sino hablarle al destino para cambiar la realidad que se cierne como nube oscura que cubre el cielo anunciando la abundante lluvia, iluminada por relámpagos de voces quejumbrosas, que turban los espíritus con presentimientos desconocidos, y el ulular lastimero del viento parece quejarse también de su oscura y

(Leer más)

Comentarios recientes

Cerrar